Consejos dermatológicos esenciales para cuidar un cutis con rosácea

1 .- Evita frotar o exfoliar la zona afectada. Solo conseguirás irritar la piel .
2.- Efectúa una limpieza suave con agua tibia, un limpiador suave, sin perfume y aclarar y secar el agua de la piel con mucha suavidad.
3.- Tras secarla. Dejar resposar la piel de 5 a 10 minutos; si la piel se siente irritada, es imprescindible dejar pasar algo más de tiempo antes de usar otros productos.
4.- Si empleas medicación aplicalá antes del protector solar o maquillaje, ya que la hace más efectiva. Esperar de 5 a 10 minutos antes de usar el siguiente producto.
5.- Usar una crema con función barrera que más que hidratar, es necesaria para ayudar a reparar la barrera protectora de la piel. Está demostrado que aplicar un producto de este tipo dos veces al día ayuda a disminuir la rosácea.  Porque suaviza la piel y retiene el agua.
6.- Aplicar un protector solar a diario. La exposición del cutis al sol empeora la rosácea. Aplicar un protector solar cada mañana ayuda a proteger la piel. Eso sí elige un producto solar que no contenga ingredientes irritantes. (Alcohol o fragancia). Por ejemplo que contenga una pantalla mineral de óxido de zinc o dióxido de titanio. Un protector con silicona también puede ayudar a proteger la piel y a disminuir el picor. Las siliconas más usuales son dimethicone y cyclomethicone.
7.- Elegir con precaución los productos para la piel. Un elevado número de productos para la piel contienen ingredientes que pueden irritar la piel y empeorar la rosácea. Por ejemplo; astringentes, tónicos y productos exfoliantes, sin embargo el uso de una adecuada agua termal como la de Avene puede ayudar con este problema. Debes evitar ingredientes como alcohol, fragancia, eucalipto, mentol, aceite de clavo o hamamelis, sodium lauryl sulfate (es dificil pero no imposible evitar este ingrediente limpiador, por ejemplo Paula´s Choice no lo emplea en sus limpiadoras o la espuma Thermal de Vichy tampoco lo contiene. Etc. Si un producto causa quemazón o picor incluso después de esperar para aplicarlo, deja de usarlo inmediatamente.
8.- Ser precavido con los numerosos productos cosméticos que dicen reducir rojeces. Deben ser específicos para la rosácea, si deseamos que sean efectivos.
9.- Elige tu maquillaje con cuidado. Algunos maquillajes no son adecuados para  pieles con rosácea. Por ejemplo los maquillajes resistentes al agua o muy densos, que van a necesitar de una limpieza más profunda para retirarlos, lo que tiende a irritar la piel.
Es adecuado un maquillaje con siliconas para un efecto barrera y que ofrezca protección solar UVA UVB.
10.- Aprende a conocer tu piel. Observa  cómo reacciona la piel de tu cutis con cada producto que usas. No todas la personas reaccionan igual ante el mismo producto.

Esperamos que estos consejos te sean útiles a la hora de cuidar tu cutis con rosácea.